jueves, 30 de diciembre de 2010

HUELLAS

Cuando caminas sin dejar huellas

surcas el inerme paso de lo incierto

el grito de las piedras te estremece.

Renuncias a la dignidad del ser

caes al precipicio del conformismo

llegas al cementerio de los pájaros.

Cuando  te atrevas a  escalar tu montaña

sigue el camino de las hojas que dejaste;

te esperan, recógelas y respira vida.

Mientras observes el poniente

sentirás la paz de dormitar

en el ombligo de tu luna.


  Xenia Mora Rucabado


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada