jueves, 6 de septiembre de 2018

CRUZ


                                             
                            
CRUZ
Cuando las acequias
engullen la palabra
sus bocas hambrientas
no calman
las milenarias ausencias
qué hacen llorar los charcos.
Llevo una cruz oculta
desafiando un paradigma
con mi bandera al viento.
Ahora son muchos
y abren heridas en mis ideas
y sangra incertidumbre.
Tengo un poema escondido
aúllan los pájaros,
las bestias cantan
mis pesadillas.
Patean mi herida
con sonrisas de afecto.
Y salpican esquirlas
en mis ojos de sueños.
En un descuido
partieron mi vida.
Soy la subversiva.
© Xenia Mora Rucabado

No hay comentarios:

Publicar un comentario